Entradas con la etiqueta ‘Calandrinia’

Viaje Abril – Día 3 Puerto Viejo a Chañaral

Jueves, 14 de abril de 2011

Acampamos frente al mar, al sur de la localidad de Puerto Viejo donde hace un mes atrás el terremoto en Japón produjo un tsunami que destruyó más de 200 casas (aquí un video de youtube).
Nos detuvimos en la misma ladera que el 16 de octubre de 2010 estaba completamente cubierta por Calandrinia sp. pero en esta ocasión sólo quedaban los restos secos de las plantas y el color púrpura de las flores ya había desaparecido por completo.


Continuamos por la Ruta Costera y disfrutamos de las extensas playas que en esta época se encontraban completamente solitarias. También aprovechamos de recorrer y disfrutar del maravilloso paisaje que a veces no apreciamos tanto por estar preocupados de los cactus.

Después de una rápida detención en Bahía Inglesa (donde termina la Ruta Costera), notamos que ya se acababa de inaugurar la ampliación de la Ruta 5 desde Copiapó a Caldera, la que también incluye el primer peaje en esta zona norte. Lamentablemente este tramo de la ruta (y como en toda zona de peajes en la carretera) no cuenta con una vía alternativa y el costo de $1.850 pesos -4 USD- sólo por 45 kilómetros ha sido cuestionado desde el primer día de funcionamiento. Este mísmo año 2011 se espera sumar el tramo a Vallenar (que obviamente también incluirá otro peaje).
Esperamos que esa inversión sea en beneficio de mantener limpio y cuidado esta angosta franja costera, la que se ve dañada constantemente por accidentes carreteros y también la contaminación que los habitantes producen en basurales clandestinos.


En las caminatas que hicimos al norte de Caldera encontramos unas pequeñas Eriosyce taltalensis ssp. pilispina (actualmente Eriosyce calderana (Ritter) Ferryman) de espinas muy finas y blanquecinas. Éstas sólo crecían entre las rocas y no en las laderas arenosas, donde muy pocas plantas sobrevivían; pero cuando uno observa en detalle, hay mucha flora y fauna de menor tamaño y que se mimetiza con el hábitat.

Esa noche acampamos al norte de Chañaral, frente al mar, entre Copiapoa cinerascens y Copiapoa serpentisulcata. Pero antes de que oscureciera, disfrutamos de un espectacular atardecer, con muchos colores rojizos reflejados en el mar y también en las grandes Eulychnias saint-pieana (ahora E. iquiquensis) que coronan las empinadas montañas costeras.

Patagoniathon día05 Malargüe – Chosmalal

Domingo, 5 de diciembre de 2010


Salimos de Malargüe y tomamos la Cuesta del Chiuido, donde encontramos muchos fosiles y una maravillosa vista, también en esta detención encontramos unas plantas (JA854) muy similares a Eriosyce andreaeana, pero que podrían tratarse de Austrocactus bertinii pues tuvimos la oportunidad de abrir una flor y notar dos series de estambres (además de sus espinas con terminación en “gancho” -lo que también apreciamos en algunas E. andreaeana-, que es común en los Austrocactus. Estos nos confirma que en habitat a veces se hace díficil la identificación de las plantas y no sólo se puede confiar en la distribución geográfica (ya que Eriosyce andreaeana crece en Famatina, provincia de La Rioja). También crecen algunas Maihueniopsis darwinii JA859.

En siguientes detenciones encontramos muchas Viola sp., creciendo por sobre los 1.500 metros de altitud, más Maihuenias, Maihueniopsis, Pterocactus y otra forma de Portulacacea: Calandrinia spec. Las Loicas JA862


Segunda Etapa – Día 08 Paposo

Jueves, 11 de noviembre de 2010

Copiapoa cinerea ssp. haseltoniana

Éste día lo dedicamos sólo a recorrer el norte de Paposo, tanto a nivel del mar como en algunos valles y quebradas por sobre los 400 metros, al nivel de la neblina.
Al Este de Paposo, en algunos roquerios viven muchas Copiapoa humilis ssp. humilis junto con otras especies que son cubiertas por la densa vegetación que esporádicamente surge en épocas de Desierto Florido.
A nivel del mar Copiapoa cinerea ssp. haseltoniana abunda en algunas playas y presenta variadas formas dependiendo de la locación; pero a mayor altura por lo general tienen espinas más oscuras, largas, fuertes y en mayor cantidad (forma anteriormente conocida como Copiapoa eremophila). Muy cerca de Taltal, a nivel del mar, se ven formas con cuerpos muy grandes y gruesos (antiguamente llamada Copiapoa gigantea) y otras con atractivas espinas blancas (Copiapoa albispina).
Entre las rocas, los Eriosyce paucicostata, se protegen del calor del Sol y sus grises espinas cubren todo su ápice, intentando protegerle la epidermis.


De vuelta en Taltal, hacia el Este, fuimos a fotografiar unas planicies llenas de Copiapoa cinerea ssp cinerea, con algunas gigantescas formas “cristatas”. Esta zona la hemos visitado desde el año 2008 y esta es la primera vez que encontramos Eriosyce occulta JA725 entre las piedras, notoriamente hay que estar con los ojos bien abiertos y siempre estar atento a las “sorpresas”.

Segunda Etapa – Día 05 Alrededores de Copiapó

Lunes, 8 de noviembre de 2010

Desde Caldera nos dirigimos hacia la mina San José, mundialmente conocida por haber atrapado a los mineros que lograron ser rescatados después de 72 días de encierro.
Pero nuestras principales intenciones son buscar cactus en hábitat y eso hicimos en la localidad JA694 Copiapoa megarhiza. Con fuertes espinas, cuerpos principalmente solitarios y algo alargados. Creciendo entre las rocas, al Este de Caldera, donde también abundan las Tillandsia landbechii, que forma cogines que cubren las laderas que están expuestas a la niebla.
Philippiamra sp. (Portulacaceae) es otra especie que crece abundantemente en las laderas, pero sólo por donde ha corrido algo de agua después de las lluvias invernales.




Luego cruzamos por la ciudad de Copiapó hasta unas montañas donde también logra penetrar la niebla costera, lo que permite la sobrevivencia de algunas Copiapoa humilis ssp. longispina JA234. En el año 2007 también visitamos esta localidad, hallando varios Eriosyce confinis en floración, mas en esta ocasión no logramos encontrar ningún individuo vivo.
En estas laderas crece también Eulychnia acida, que alcanza grandes tamaños, alcanzando los 5 metros de alto.  A ras de suelo, las Cumulopuntias y Alstroemerias florecen y contrastan su amarillo con el púrpura (con centro blanco) de las Calandrinia sp. JA697.


Antes de finalizar el día, nos fuimos a disfrutar de un bello atardecer desde el Morro Copiapó, donde también encontramos Eriosyce (Thelocephala) odieri JA191 y Copiapoa marginata JA192 con bellas flores. Las Eulychnia breviflora son más rastreras y fáciles de identificar por tener sus frutos cubiertos con lanosidad y pelos marron-amarillo brillantes.
Finalmente llegamos a Caldera y reposamos esperando con ansias las aventuras de mañana.

Segunda Etapa – Día 01 Lonquén a Guanaqueros

Jueves, 4 de noviembre de 2010

Comenzamos la segunda etapa del recorrido por el Desierto Florido, esta vez con la compañía de John Ede y Mark, Paul Klaassen y quien escribe: Spini-Juan.
En roquerios frente al mar, en Los Molles, tuvimos la primera detención y “estiramos las piermas” caminando entre las Calandrinia sp JA667, Eulychnia castanea (localidad tipo) y Eriosyce (Horridocactus) chilensis JA669 con flores de tepalos interiores abiertos y de tonalidades rosadas.



Continuamos por la costa de la región de Coquimbo y nos desviamos hacia el Parque Nacional Fray Jorge, donde crecen grandes Eriosyce aurata (ihoztkyanae) JA278, algunos con bellas flores cubiertas de lanosidad blanca, tepalos rojizos y espinas negras puntiagudas. Estas plantas pueden superar los 50 centímetros de diámetro y por suerte aún sobreviven varios de estos individuos en hábitat. En esta ocasión sólo aprecie 1 individuo de “chinche” (Pentatomidae) merodeando los “sandillones”.


Finalmente nos acomodamos en una cabaña frente al mar en la Bahía de Guanaqueros. Brindamos por este lindo día y por la alegría que nos entregan estas lindas plantas que disfrutamos viajando entre amigos.

Copiapoathon Día 16 Chañaral a Vallenar

Lunes, 25 de octubre de 2010

Subimos al Morro Copiapó y con una vista a la Bahía Inglesa disfrutamos de un día muy fresco y nublado. El quieto ambiente era interrumpido por muchas “chicharras” (Cicadidae) que volaban lerda y ruidosamente a nuestro alrededor, mientras que algunos grandes reptiles (Callopistes palluma) las cazaban. Coloridos insectos brupéstidos (Ectinogonia sp.) abundan entre las flores y otros se cruzan al camino, como las “vaquitas del desierto” (Gyriosomus sp.).
Eriosyce (Thelocephala) odieri JA191 presentaba botones florales y muchas se veían en buen estado; pero Copiapoa marginata JA192 no mostraba mucha actividad.

Más al sur las Eriosyce (Thelocephala) odieri vive en sustratos completamente arenosos y crecen muy camufladas; pero gracias a las lluvias sus cuerpos estan más turgentes e hinchados. Algunos individuos adultos presentaban una gran espina central recta, la que es una de las caracteristicas de la variedad monteamargensis JA650.

En muchas zonas las Calandrinias cubren todas las dunas y predomina un color púrpura a toda la planicie que normalmente se cree infértil o carente de vida; pero el “desierto florido” demuestra todo lo contrario y sólo queda agradecer y admirar el espectáculo.

Rápidamente pasamos al Parque Nacional Llanos de Challe y encontramos algunas Eriosyce napina ssp challensis JA18 con sus amarillentas flores algo abiertas. Ninguna otra planta se veía muy saludable, el área se encuentra muy seca. JA19 son muy diferentes, una especie que aún nos intriga, pero por ahora -y por las cerdas en su tubo floral- la consideramos Eriosyce napina ssp. aerocarpa.
Finalizamos el día en Vallenar, última aventura junto a Florencia, quien más tarde tomó un bus con dirección a Santiago; pero ya vendrán más viajes juntos!

Copiapoathon 2010 Día 3 Chañaral a Taltal

Martes, 12 de octubre de 2010

Al norte de Chañaral se encuentra el Parque Nacional Pan de Azúcar el cual ha sido un punto obligatorio en todas las Copiapothones. La mala noticia es que a partir de este año 2010 muchas zonas se encuentran bloqueadas y el acceso es posible sólo caminando (o en bicicleta). Para ir a “Las Lomitas” hay que caminar (en ascenso) unos 5 kilómetros, por lo que dejamos para una próxima oportunidad la visita a esa maravillosa locación.
Nos entretuvimos buscando “thelocephalas” (Eriosyce odieri ssp. malleolata JA252) y admirando su camuflaje. También las Copiapoa cinerascens JA250 se encontraban en saludable estado, pero aún sin muchos signos de floración.

Camino a El Mirador exploramos en los cerros y planicies con una pequeña Calandrinia spec. El Mirador JA581 con flores amarillas. Luego salimos hacia la Ruta 5 para tomar la entrada hacia Cifuncho y por caminos interiores, con muchos Eriosyce rodentiophila JA582, Copiapoa cinerea ssp. columna-alba JA583 rodeadas de rastreras y ramificadas Calandrinia spec. Guanillos JA584 y algunas Eulychnia iquiquensis (“saint-pieanna) JA585, logramos llegar al valle de Guanillos, donde colecté semillas de Eriosyce (Horridocactus) taltalensis ssp. pygmaea JA34; pero lo más atractivo fue una ladera con Copiapoa laui, Copiapoa longistaminea, Copiapoa grandiflora y la Copiapoa angustiflora (para nosotros, sólo una forma de Copiapoa esmeraldana).
Una vez en la costa de Guanillos, junto al Memorial donde reposan las cenizas de Alan Craig, encontramos muchas Eriosyce (Thelocephala) esmeraldana JA586 y también una interesante forma de Cisthanthe spec. Guanillos JA587, género que está muy relacionado con Calandrinia (Portulacaceae).
Copiapoa hypogaea ssp laui
Continuamos más hacia el sur, hasta llegar a la entrada norte del parque Pan de Azúcar (con entrada bloqueada!) donde es la localidad tipo de Copiapoa cinerea ssp. columna-alba JA79. Esta localidad estaba muy vegetada, posiblemente gracias a lluvias invernales, pero al parecer no fueron lo suficiente como para “alimentar” a las columna-alba ni a las Eulychnia iquiquensis (“saint-pieana”) ya que no tenían muestras de crecimiento ni tampoco de floración.

De vuelta en el camino hacia Taltal paramos en la única localidad que conocemos de Copiapoa rupestris “rufriflora” JA264, las que se encontraban con muchas flores rojizas muy atractivas, también con frutos, pero éstos estaban todos atacados por gusanos y otros insectos. La Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. malleolata var. weisseri JA265 también se encontraban en floración, lo mismo que las plantas que tenemos en el invernadero, con semillas colectadas en esa misma localidad el año 2008.

En Taltal disfrutamos de una rica cena y brindis en el Club Taltal, lamentablemete no pudimos firmar el libro de visitas ya que ahora está clausurada la entrada a la biblioteca y a los libros antiguos por el vandalismo de algunos estúpidos que “grafitearon” el libro y también se robaron unas páginas.
Pero pasamos una linda noche en Taltal y a prepararse para el próximo día que es un viaje largo!

Copiapoathon 2010 Día 2 Huasco a Chañaral

Lunes, 11 de octubre de 2010

Eriosyce napinaComenzamos el día visitando un grupo de cactus que sobreviven muy cerca de la Central Termoelectrica Guacolda, ubicada en la costa sur de Huasco. Toda esta area se encuentra muy afectada por la construcción de caminos, antenas, vias del tren que traslada materiales para ser utilizados en la Central y por toda la basura que lamentablemente se acumula año tras año.
Las Eriosyce (thelocephala) napina JA71 estaban con gran cantidad de flores y algunos frutos en desarrollo; pero otros del género Eriosyce (como el Horridocactus huascensis y la Neoporteria villosa) no presentaban mayor actividad. Junto a Euphorbia thinophila también sobreviven algunas Calandrinia aff. longiscapa JA563.
Luego tomamos la Ruta Costera de la Región de Atacama, que va desde Huasco hasta Bahía Inglesa, en donde hicimos varias detenciones para disfrutar de gigantescos cojines de Copiapoa dealbata, algunas Copiapoa echinoides JA570 y muchas flores de la maravillosa “Garra de León” (Leontochir ovallei), aquí también noté otra Calandrinia spec. Quebrada Mala JA564.
Al norte de la entrada al Parque Nacional Llanos de Challe se apreciaban 2 tipos de Calandrinia: una posible anual, con cuerpos pequeños y no tan ramificados, Calandrinia spec. Llanos de Challe JA565 y otra Calandrinia aff. longiscapa JA566 con gruesos tallos con hojas en el extremo superior, notoriamente perenne.
Continuamos hacia la caleta Totoral Bajo donde JA567 Calandrinia spec. Totoral Bajo desarrolla un tallo central y a unos 5 o más centímetros sobre el sueño comienza a ramificarse, tomando una especie de un pequeño candelabro; mientras que Calandrinia spec Totoral Bajo JA568 desarrollaba cuerpos rastreros, ramificados y con hojas más anchas.
La sorpresa más grata del día fue el encontrarme con un amigo que, acompañado de su pareja, estaban disfrutando de unas vacaciones y aprovechaban de fotografiar los cactus. Mientras lo estaba saludando llegó otro grupo de amigos (del foro www.chilebosque.cl) y me aprovecharon de cantar “cumpleaños feliz” en pleno desierto florido, que gran regalo!
Continuando por la Ruta Costera (de sur a norte) pudimos apreciar Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. glabrescens JA569, Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. odieri JA191 y luego Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. kraussi JA572. Maravillosas plantas geófitas, adaptadas para vivir completamente a ras de piso.

Leontochir ovallei

Antes de llegar a Chañaral paramos a visitar Copiapoa calderana JA571 y JA573 la que convive con algunas Eulychnia iquiquensis JA574 y Eriosyce (Horridocactus) calderana JA575.

Después de una maravillosa puesta de sol y unos brindis con los amigos, di por terminado y celebrado mi cumpleaños número 30.

Paul Klaassen

Copiapoathon 2010 Día 1 Santiago – Huasco

Domingo, 10 de octubre de 2010

Junto a Angelika Money, Paul Klaassen, Clifford Thompson, David Neville & Ian Woolnough comenzamos la Copiapoathon 2010, que en realidad abarcará mucho más que sólamente el área de las Copiapoas. Esta vez iremos desde Santiago hasta San Pedro de Atacama (en Chile), para luego cruzar hacia Argentina (La Quiaca, borde con Bolivia) y estudiar las maravillosas plantas que crecen al “otro” lado de la cordillera de Los Andes, tal como ya lo hicimos el 2008, pero en esa ocasión fuimos en diciembre, época de lluvias altiplánicas; ahora vamos en temporada “seca” y no sabemos qué es lo que nos espera…
Comenzamos el viaje en Lonquén (Región Metropolitana), manejando tranquilamente hasta Pichidangui (Región de Coquimbo) donde hicimos la primera detención aproximadamente después de unos 190 km. recorridos. Un dia nublado y con grandes olas en el mar son el escenario para apreciar a Eriosyce chilensis (var. albidiflora) JA220 en plena floración y también las rastreras Eulychnia castanea JA221. También hay Eriosyce (Neoporteria) subgibbosa JA219 y por primera vez encontré un sólo individuo de Echinopsis (Trichocereus) chiloensis ssp. litoralis JA559. Al agregar este nuevo “número de campo” también he decidido comenzar a estudiar las plantas conocidas como “Pata de Guanaco”, botánicamente clasificadas en el género Calandrinia (Portulacaceae) -al parecer “actualmente” se les mergió en el género Cisthanthe-. Por lo tanto la sumo al listado como JA560 Calandrinia longiscapa Barneoud 1847.

La siguiente parada fue cerca de Caleta Los Hornos, al norte de La Serena, en donde le presentamos a David su primera Copiapoa en habitat (C. coquimbana JA124). Entre las rocas fotografiamos algunas Eriosyce (Neoporteria) subgibbosa ssp. nigrihorrida JA126 y los procumbentes Echinopsis (Trichocereus) coquimbana JA127 llenos de frutos. Anteriormente habíamos documentado Eulychnia acida JA125 creciendo en el área, pero en ésta ocasión también encontramos Eulychnia breviflora JA561 y Cumulopuntia sphaerica JA562.

Al norte de Los Hornos está la Cuesta Buenos Aires, donde SIEMPRE (!!!!!) hay un camión volcado o accidentado. No sé cómo la policía no controla a esos locos al volante antes o durante todo el trayecto de aquella cuesta.
El destino del día se cumplió cabalmente cuando llegamos sanos y salvos a Huasco. Nos quedamos en Skinitza y luego fuimos a comer a El Faro unos ricos congrios y lenguados a la plancha acompañados por un rico vino! Excelente primer día, mañana sigue la aventura a lo largo de la Ruta Costera de la Región de Atacama.

Calandrinia longiscapa calandrinia longiscapa
Calandrinia longiscapa

Desierto Florido – Día 6 -

Domingo, 18 de julio de 2010

Continuando el recorrido por el Morro Copiapó y sus alrededores visitamos la ciudad de Caldera y el pequeño balneario de Bahía Inglesa.
Encontramos más poblaciones de Eriosyce (Thelocephala) odieri y de Copiapoa marginata, también muchas flores en todas las dunas que normalmente parecen muy desoladas; pero ahora estaban completamente vegetadas por Nolanas sp. con flores blancas y Cistanthe sp. con flores moradas. En la cima del morro sólo encontramos 3 bromeliáceas vivas (posiblemente Deuterocohnia chrysantha) de las cuales colectamos algunas semillas.


Ya volviendo al sur, continuamos “repasando” el área en busqueda de Eriosyce sociabilis; pero nuevamente no tuvimos buenos resultados. Sólo encontramos poblaciones de Eriosyce confinis entre las rocas, acompañados de algunas Eulychnia breviflora, pero más al sur y adentrándose por la Quebrada Totoral nuevamente se encuentran Copiapoa echinoides (sinónimo Copiapoa cuprea) y algunas altísimas Eulychnia acida (sinónimo Eulychnia acida var. elata Ritter).
En toda esta zona hemos encontrado miles de bulbos o tubérculos que han rebrotado y permiten ser idéntificados, es así como hemos visto al menos 4 especies o formas diferentes de Dioscorea sp. y también muchas Euphorbia thinophila y Euphorbia copiapina, ésta última con las hojas más onduladas que la primera.

Otras plantas que se encontraban en buen estado, ya más al interior y no tan costeras, son las formas más espinudas conocidas como Thelocephala fulva Ritter, pero ahora considerada parte de Eriosyce napina ssp. glabrescens (Ritter) Ferryman. Otros autores, como Kattermann, la publican dentro de Eriosyce odieri ssp. glabrescens. Éstas plantas han engordado sus cuerpos superficiales gracias a las lluvias y también han desarrollado nuevas espinas, por eso muestran un anillo de otro color en su ápice. Posiblemente en pocos meses más brindarán una bellísima floración!

Thelocephala odieri (Lemaire ex Salm-Dyck) Ritter

Thelocephala glabrescens (Ritter) Ritter

Thelocephala fulva Ritter

Luego exploramos otros cerros con Copiapoas y Thelocephalas; pero finalmente cerramos el día disfrutando de una gran comida y cervezas en la ciudad de Vallenar.