Entradas con la etiqueta ‘echinopsis’

Viaje Abril – Día 6 Taltal a Guanillos (Retorno)

Domingo, 17 de abril de 2011

Arduo día para “Horridoauto” ya que decidimos ir a Cerro Perales siguiendo el camino que lleva a la antena que hay en la cima (1.100 metros); pero sólo pudimos llegar hasta los 500 metros de altitud y desde allí comenzar la caminata.
Durante el asceso fuimos notando las diferentes formas que crecen a medida que se gana altura. Primero Copiapoa cinerea ssp. cinerea, desde la base hasta los 700 metros domina el ambiente formándo grandes cojines que tienen una fuerte espinación, especialmente en las laderas que enfrentan el constante viento que proviene desde el oceáno Pacífico.
También crecen Eulychnia taltalensis, Echinopsis (Trichocereus) deserticola y Eriosyce taltalensis.

Entre los 700 y 800 metros se pueden encontrar los primeros individuos que tienen una lanosidad apical de color naranjo, las que corresponden a Copiapoa cinerea ssp. haseltoniana. A mayor altura casi la totalidad de las plantas son ssp. haseltoniana; algunas de las cuales tienen extremadas diferencias: unas casi sin espinas y otras con espinas oscuras muy fuertes, las que antiguamente Ritter llamó Copiapoa tenebrosa.

Finalmente la caminata se volvió muy extrema y ya comenzaba a oscurecer, por lo que no llegamos a la cima. De todas formas disfrutamos de un rico momento recargando energías para comenzar el descenso. Al retornar, golpeamos muy fuerte el fondo de “Horridoauto” y comenzó un ruido algo extraño en la tracción… Lo que nos hizo despedimos de Taltal y decidir retornar hacia el Sur, conduciendo hasta llegar a una despejada zona del Desierto de Atacama, al sur de Cifuncho. Luego terminamos en las cercanias de Guanillos, acampando y disfrutando de una silenciosa noche, siempre rodeados de Copiapoas y bajo una maravillosa Luna llena.

Patagoniathon día23 Santa Cruz – Lonquén

Jueves, 23 de diciembre de 2010

Desde Santa Cruz fuimos hacia Punta de Lobos, al sur de Pichilemu.
Allí fotografiamos a Echinopsis (Trichocereus) bolligeriana y Eriosyce (Neoporteria) subgibbosa y tambié colecté algunas semillas. Estas plantas sobrevivieron el tsunamit del 27 de febrero de 2010 (que fue producido por el terremoto con epicentro en Cobquecura).

Más tarde fuimos hacia el norte, en los acantilados de Pupuya y nuevamente visitamos la poblacion JA55 de Eriosyce aspillagae. Lamentablemente ya se hacen realidad los problemas más que las soluciones y nuevas casas se apoderan del territorio, junto con la erosión que ha reducido la población ha unos aproximadamente 70 individuos.


Después de Pupuya, nos fuimos directamente hacia Lonquén, donde pude reinspirarme con el amor y la esperanza que nosotros le dedicamos a éstas plantas. Así vi a Florencia, dedicadamente polinizando y admirando JA55 produciendo muchas semillas, posiblemente para algún experimento de replantación; pero aunque no se ve muy fácil la misión de conservar el hábitat, al menos la preservación de la especie la llevamos a cabo con extremo cuidado, con plantas ex-habitat y también muchas de semilla que han sido injertadas.


Copiapoathon Día 12 San Antonio de los Cobres (Argentina) a Calama (Chile)

Jueves, 21 de octubre de 2010

Desde San Antonio de los Cobres hicimos una detención para admirar las maravillosas Echinopsis (Soehrensia) formosa JA628 creciendo a 3.857 msnm. Con largas, finas y aciculares espinas doradas al Sol, con diámetros alcanzando los 50 centímetros.
Luego continuamos entre quebradas y cursos de agua casi congelados, pero con muchas aves y animales que se alimentan y conviven en estos oasis andinos.


Entre los volcanes, en las planicies y cercana a muchos salares, algunas Maihueniopsis glomerata (Syn: M. camachoi) JA630 sobreviven las áridas condiciones donde no son muy comunes las lluvias.
Luego cruzamos la frontera por el Paso de Sico, hasta llegar a la localidad (chilena) de Socaire y después a San Pedro de Atacama, donde se tiene que documentar el re-ingreso al país.
Después del lento tramite nos dirigimos ha Calama y nos quedamos en el primer hotel disponible en el centro de la ciudad. Que agotador día; pero aún quedaban energias para brindar con vino chileno nuevamente!