Entradas con la etiqueta ‘eriosyce’

Finalmente ha llegado la Primavera…

Domingo, 2 de octubre de 2011

Nuevos cambios vienen en esta Primavera para Spiniflores. Como siempre con grandes desafíos y aventuras, poniendo todo el corazón y disfrutando cada momento.

Viaje Abril – Día 8 Carrizal Bajo a Lonquén

Martes, 19 de abril de 2011

Desde Carrizal Bajo fuimos explorando las laderas del camino a Canto del Agua. Notamos que a más cerca de la costa abundan las Copiapoa dealbata y hacia el interior se encuentra mayor número de Copiapoa echinoides. Junto a ésta última, también encontramos otra que por ahora consideramos Copiapoa aff. megarhiza ssp. echinata JA990.


Entre estos cerros crecen muchas Thelocephalas y apesar de lo árido del paisaje actual, igual encontramos algunas poblaciones de Thelocephala aerocarpa Ritter (Ahora Eriosyce napina ssp. aerocarpa (Ritter) Kattermann). Como en todas las localidades, ésta también ha sido visitada por los guanacos (Lama guanicoe) los que escarban para comer la raíz napina de éstas plantas geófitas.

La mayor parte de éstas zonas corresponden al Parque Nacional Llanos de Challe y toda exploración es recomendable realizarla con mucho respeto por el medio ambiente.
Nuestro primer viaje por estos cerros fue el año 2006 y siempre hemos encontrado nuevas poblaciones; pero aún hay muchas zonas que son de díficil acceso y no han sido muy exploradas ni estudiadas.


Saliendo de Vallenar, al borde del camino, las Copiapoa coquimbana son las que vuelven a aparecer en el paisaje.
Pero en algunas planicies sólo encontramos unas pocas Miqueliopuntia miquelii que logran sobrevivir la rudeza de la zona sur del Desierto de Atacama.
En la cima de unas laderas encontramos Eriosyce eriosyzoides sobreviviendo entre las rocas y también muchas Efedra sp. y otras plantas xerófitas muy bonitas, que abundan gracias a que no hay  ganado caprino (que se come todas estas plantas y arbustos).

Después de una corta detención en La Serena, manejamos directamente hasta Lonquén. Hogar dulce hogar.
LLegamos muy agotados; pero sanos y salvos. Lamentablemente “Horridoauto” sufrió las consecuencias de los repetidos golpes que sufrió en el ascenso a Cerro Perales (Taltal) y tuvo que irse a reparaciones.

Una vez de vuelta en casa, imediatamente nos tocó volver al trabajo y a preparar el invernadero para la temporada de frío que se avecina. Pero siempre muy contentos de las experiencias nuevas aprendidas y de las nuevas localidades y especies encontradas.

Invitamos a todos nuestros amigos a viajar recorriendo Chile estudiándolo, admirándolo y cuidando su flora y fauna, especialmente nuestros queridos cactus!

Spiniflores!

Viaje Abril – Día 3 Puerto Viejo a Chañaral

Jueves, 14 de abril de 2011

Acampamos frente al mar, al sur de la localidad de Puerto Viejo donde hace un mes atrás el terremoto en Japón produjo un tsunami que destruyó más de 200 casas (aquí un video de youtube).
Nos detuvimos en la misma ladera que el 16 de octubre de 2010 estaba completamente cubierta por Calandrinia sp. pero en esta ocasión sólo quedaban los restos secos de las plantas y el color púrpura de las flores ya había desaparecido por completo.


Continuamos por la Ruta Costera y disfrutamos de las extensas playas que en esta época se encontraban completamente solitarias. También aprovechamos de recorrer y disfrutar del maravilloso paisaje que a veces no apreciamos tanto por estar preocupados de los cactus.

Después de una rápida detención en Bahía Inglesa (donde termina la Ruta Costera), notamos que ya se acababa de inaugurar la ampliación de la Ruta 5 desde Copiapó a Caldera, la que también incluye el primer peaje en esta zona norte. Lamentablemente este tramo de la ruta (y como en toda zona de peajes en la carretera) no cuenta con una vía alternativa y el costo de $1.850 pesos -4 USD- sólo por 45 kilómetros ha sido cuestionado desde el primer día de funcionamiento. Este mísmo año 2011 se espera sumar el tramo a Vallenar (que obviamente también incluirá otro peaje).
Esperamos que esa inversión sea en beneficio de mantener limpio y cuidado esta angosta franja costera, la que se ve dañada constantemente por accidentes carreteros y también la contaminación que los habitantes producen en basurales clandestinos.


En las caminatas que hicimos al norte de Caldera encontramos unas pequeñas Eriosyce taltalensis ssp. pilispina (actualmente Eriosyce calderana (Ritter) Ferryman) de espinas muy finas y blanquecinas. Éstas sólo crecían entre las rocas y no en las laderas arenosas, donde muy pocas plantas sobrevivían; pero cuando uno observa en detalle, hay mucha flora y fauna de menor tamaño y que se mimetiza con el hábitat.

Esa noche acampamos al norte de Chañaral, frente al mar, entre Copiapoa cinerascens y Copiapoa serpentisulcata. Pero antes de que oscureciera, disfrutamos de un espectacular atardecer, con muchos colores rojizos reflejados en el mar y también en las grandes Eulychnias saint-pieana (ahora E. iquiquensis) que coronan las empinadas montañas costeras.

en Casa

Martes, 4 de enero de 2011

Ya de vuelta en Santiago, junto a Florencia y las queridas plantas del invernadero.
Muchas flores y frutos, excelente cosecha de semillas!


Patagoniathon día25 Pichidangui – Vallenar

Sábado, 25 de diciembre de 2010

Después de una tranquila navidad junto a los amigos, nos despedimos una vez más de Pichidangüi y continuamos hacia el norte, hasta Vallenar.
Camino a Fray Jorge nos desviamos para mosotrarle a Jhon sus primeros Eriosyce aurata (E. ihoztkyanae, según Ritter). Y después, en El Trapiche, la primera geófita: Eriosyce napina ssp. riparia. Así pudo observar el gran contraste que agrupa el género Eriosyce (desde pequeñas plantas -las Thelocephalas-, globulares Neoporterias hasta los gigantescos “sandillones” como Eriosyce aurata).


Patagoniathon día23 Santa Cruz – Lonquén

Jueves, 23 de diciembre de 2010

Desde Santa Cruz fuimos hacia Punta de Lobos, al sur de Pichilemu.
Allí fotografiamos a Echinopsis (Trichocereus) bolligeriana y Eriosyce (Neoporteria) subgibbosa y tambié colecté algunas semillas. Estas plantas sobrevivieron el tsunamit del 27 de febrero de 2010 (que fue producido por el terremoto con epicentro en Cobquecura).

Más tarde fuimos hacia el norte, en los acantilados de Pupuya y nuevamente visitamos la poblacion JA55 de Eriosyce aspillagae. Lamentablemente ya se hacen realidad los problemas más que las soluciones y nuevas casas se apoderan del territorio, junto con la erosión que ha reducido la población ha unos aproximadamente 70 individuos.


Después de Pupuya, nos fuimos directamente hacia Lonquén, donde pude reinspirarme con el amor y la esperanza que nosotros le dedicamos a éstas plantas. Así vi a Florencia, dedicadamente polinizando y admirando JA55 produciendo muchas semillas, posiblemente para algún experimento de replantación; pero aunque no se ve muy fácil la misión de conservar el hábitat, al menos la preservación de la especie la llevamos a cabo con extremo cuidado, con plantas ex-habitat y también muchas de semilla que han sido injertadas.


Patagoniathon día03 Malargüe

Viernes, 3 de diciembre de 2010

Tercer día del viaje y nos despedimos de Uspallata, con dirección al Sur hasta la localidad de Malargüe.
Nuestra primera detención fue cerca del embalse Carrizal (stop10), a 794 metros de altitud. Caminamos entre densos matorrales, hasta encontrar los primeros Echinopsis leucantha, Cereus aethiops, Opuntia sulphurea, Eriosyce straussiana, Tephrocactus articulatus y una especie de Maihueniopsis aún no identificada.

Toda esta área se encuentra muy intervenida por la agricultura y el cultivo de uva para la producción de vino, pero aun quedan algunos cerros y laderas arenosas (stop11), donde sobreviven algunos Echinopsis (Trichocereus) candicans que también tienen que resistir incendios y el pisoteo de animales (vacas y caballos).
Continuando hacia el sur, seguimos por la Ruta 40 y cerca de la Aguada Papagayo (stop12), a 1.581 metros, encontramos Maihuenia patagonica JA838 lo que nos dejó muy sorprendidos ya que no esperábamos encontrarla en la provincia de Mendoza.

Siguiendo por la Ruta 40 llegamos hasta el embalse Agua del Toro (stop 14) y allí nos deleitamos con el contraste entre esta laguna artificial y la aridez de las rocas que cobijan grandes Echinopsis candicans y muchas Denmozas de gran tamaño. Más adeltante (stop15), a 1.432 metros, los Eriosyce straussiana nos regalaron sus bellas flores, con tonos completamente amarillentos y otras con el final de los tepalos con tonos rojizos, lo que le daba una impresión de que las flores estuvieran en llamas (Pyrrhocactus). Lamentablemente las semillas no estaban listas, pero lo categoricé como JA841, hasta un próximo viaje donde pueda colectar semillas, ya que son unas plantas realmente preciosas.

Finalmente llegamos hasta el pueblo de Malargüe y nos quedamos en un bello hotel (Microtel) donde nos encontramos nuevamente con el tour de Guillermo Rivera y con todos esos amigos brindamos con muchas cervezas (tal vez muchas!).


Patagoniathon día02 Uspallata (Argentina)

Jueves, 2 de diciembre de 2010

Segundo día del viaje y fuimos a recorrer la misma localidad donde en 2008 encontramos JA507 Maihueniopsis (Puna) clavarioides y JA508 Eriosyce (Pyrrhocactus) strausiana, pero esta vez tuvimos la suerte de encontrar el esquivo Pterocactus gonjianii (esta vez categorizado como JA820).
En total hicimos 9 detenciones, en muchas de las cuales encontramos Denmoza rodacantha y Maihueniopsis glomerata ssp hypogaea. Recorrimos varios valles al noreste y noroeste de Uspallata, con maravillosa vista a la cordillera de Los Andes y al valle que, en éstas fechas, se encuentra muy seco.
Luego retornamos al hotel (Gran Hotel Uspallata) y nos encontramos con el grupo que esta de viaje con Guillermo Rivera (cactusexpeditions.com.ar) con los que brindamos y disfrutamos de una rica cena.


Segunda Etapa – Día 14 Vallenar a Vicuña

Miércoles, 17 de noviembre de 2010

Al Sur de Vallenar La Quebrada Choros permite que la niebla costera “camanchaca” penetre hacia el interior, dándole vida a toda esta área que tiene muchos cactus. Eriosyce heinrichiana crece bajo rocas, junto con Eriosyce simulans que es muy similar a Copiapoa coquimbana; (las que se pueden diferenciar sólo cuando estan en floración).
Otras formas de Copiapoa coquimbana JA782 son muy grandes, formando cojines o individuos solitarios, con cuerpos alargados y gruesos, posiblemente la var. domeykoensis publicada por Ritter o alejadas Copiapoa schulziana, recientemente publicada por Ingrid Shaub y Ricardo Keim.

En quebradas y valles paralelos crecen variadas formas de Eriosyce napina ssp. tenebrica, la “Thelocephala” más sureña. Plantas muy variadas, con diferentes formas dependiendo de la ubicación, algunas creciendo protegidas por rocas y otras en sustramos arenosos, donde pueden enterrárse en verano. Algunos autores han publicado más subespecies (Eriosyce napina ssp. riparia -ja40- y Eriosyce napina ssp. fankhauseri -JA75-) todas tienes cerdas rectas en su tubo floral, flores amarillentas a rojizas.

Llegamos a la gran ciudad de La Serena y nos dirigimos hacia la cordillera de Los Andes, por el valle del río Elqui, hasta el poblado de Vicuña.
Disfrutamos de un bello y colorido atardecer, con vista a las montañas, por donde se extienden más poblados y también muchos cultivos de uva, para Pisco, uno de los principales licores que se consumen en Chile.

Segunda Etapa – Día 13 Ruta Costera (Bahía Inglesa – Huasco)

Martes, 16 de noviembre de 2010

Nos despedimos de Bahía Inglesa y del Morro Copiapó, continuando hacia el sur por la Ruta Costera.
Cerca de Puerto Viejo fotografiamos algunas Copiapoa marginata, muy estresadas. Esta vez no logramos encontrar rastros de Eriosyce (Thelocephala) odieri JA525 (que ya habia visto el 2009).
Siguiendo al Sur y por el borde costero, nos detuvimos en varias oportunidades en locaciones de Eriosyce (Thelocephala) odieri, algunas con numerosas espinas, algo gruesos y ocasionalmente con espina central (que Ritter publicó como var. monte-amarguensis)


En roquerios que no estan en zonas tan arenosas, algunos Eriosyce confinis nos sorprendieron con sus maravillosas flores con tonalidades fucsias que también se ven en algunos Eriosyce taltalensis.


Eriosyce
(Thelocephala) napina ssp. glabrescens se caracteriza por tener flores (y frutos) sin cerdas rectas, sólo con algo de lanosidad o motas blanquecinas. Ésta es la misma población que también vimos en floración el 11 de octubre pasado


Ya más cerca de Huasco, algunas costeras formas de Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. lembckeiduripulpa” JA16 tiene flores (y frutos) con cierta lanosidad y algunas pocas cerdas recurvadas, no rectas. También tienen muchas más mamilas que la ssp. glabrescens.
Algunas Copiapoa echinoides acompañan grandes cojines de Copiapoa dealbata, la que tiene 2 formas distinguibles, una más sureña sin cerosidad por lo que tiene una epidermis verdosa y la forma nortina, con una densa cubierta cerosa, lo que le da una apariencia plateada muy atractiva.



Al finalizar el día llegamos a Vallenar, reposamos y fuimos a recorrer la ciudad, brindamos muy contentos por haber disfrutado nuevamente con los grandes cojines de Copiapoas y las maravillosamente minúsculas “Thelocephalas”.