Entradas con la etiqueta ‘los andes’

Segunda Etapa – Día 14 Vallenar a Vicuña

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Al Sur de Vallenar La Quebrada Choros permite que la niebla costera «camanchaca» penetre hacia el interior, dándole vida a toda esta área que tiene muchos cactus. Eriosyce heinrichiana crece bajo rocas, junto con Eriosyce simulans que es muy similar a Copiapoa coquimbana; (las que se pueden diferenciar sólo cuando estan en floración).
Otras formas de Copiapoa coquimbana JA782 son muy grandes, formando cojines o individuos solitarios, con cuerpos alargados y gruesos, posiblemente la var. domeykoensis publicada por Ritter o alejadas Copiapoa schulziana, recientemente publicada por Ingrid Shaub y Ricardo Keim.

En quebradas y valles paralelos crecen variadas formas de Eriosyce napina ssp. tenebrica, la «Thelocephala» más sureña. Plantas muy variadas, con diferentes formas dependiendo de la ubicación, algunas creciendo protegidas por rocas y otras en sustramos arenosos, donde pueden enterrárse en verano. Algunos autores han publicado más subespecies (Eriosyce napina ssp. riparia -ja40- y Eriosyce napina ssp. fankhauseri -JA75-) todas tienes cerdas rectas en su tubo floral, flores amarillentas a rojizas.

Llegamos a la gran ciudad de La Serena y nos dirigimos hacia la cordillera de Los Andes, por el valle del río Elqui, hasta el poblado de Vicuña.
Disfrutamos de un bello y colorido atardecer, con vista a las montañas, por donde se extienden más poblados y también muchos cultivos de uva, para Pisco, uno de los principales licores que se consumen en Chile.

Día de Relajo y Paseos

sábado, 30 de octubre de 2010

Disfrutamos de alguans flores en el invernadero. Por fin JA55 Eriosyce (Horridocactus) aspillagae florece en conjunto y se puede polinizar cruzado.
Muchas otras especies del subgénero Thelocephala tienen flores, los cuales son polinizados pacientemente por Florencia, quien recibe la visita de Paul Klaassen en el invernadero.


Más tarde fuimos al cerro Pucará de Chena y disfrutamos de un bello atardecer con vista hacia Los Andes, con sus cimas nevadas recientemente.


Precioso día, para prepararse para el siguiente viaje que se aproxima.