Entradas con la etiqueta ‘napina’

Finalmente ha llegado la Primavera…

Domingo, 2 de octubre de 2011

Nuevos cambios vienen en esta Primavera para Spiniflores. Como siempre con grandes desafíos y aventuras, poniendo todo el corazón y disfrutando cada momento.

Patagoniathon día25 Pichidangui – Vallenar

Sábado, 25 de diciembre de 2010

Después de una tranquila navidad junto a los amigos, nos despedimos una vez más de Pichidangüi y continuamos hacia el norte, hasta Vallenar.
Camino a Fray Jorge nos desviamos para mosotrarle a Jhon sus primeros Eriosyce aurata (E. ihoztkyanae, según Ritter). Y después, en El Trapiche, la primera geófita: Eriosyce napina ssp. riparia. Así pudo observar el gran contraste que agrupa el género Eriosyce (desde pequeñas plantas -las Thelocephalas-, globulares Neoporterias hasta los gigantescos “sandillones” como Eriosyce aurata).


Segunda Etapa – Día 03 Alrededores de Huasco

Sábado, 6 de noviembre de 2010

Como es tradicional fuimos a ver las plantas que sobreviven al paso de camiones y la contaminación producida por la Termoelectrica Guacolda y la Fundición de Pellet (de Hierro), pero el paisaje es realmente triste y gris.

Volvimos al poblado de Freirina, donde nos adentramos por los cerros y valles interiores con dirección a las chimeneas de Labrar.
La primera detención fue para observar el híbrido natural entre Copiapoa echinoides x Copiapoa coquimbana, que se conoce como Copiapoa alticostata.
Luego encontramos Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. lembckei JA516 con muchos frutos. Éstos muy similares a JA71 Eriosyce napina, cubiertos con lanosidad y algunas cerdas negras, finas y algo recurvadas. No presentaban cerdas rectas, que indicarán que el fruto es dispersado por el viento. También Copiapoa griseoviolacea JA206, maravillosa forma con epidermis con algo de cerocidad, que hace contraste con sus oscuras espinas.
Más tarde llegamos al Monumento Nacional Chimeneas de Labrar, que están en pie desde 1830.


Algunos Eriosyce aurata (algarrobensis) JA207 nos regalaron muchas semillas, con sus frutos lanosos y espinudos y cuerpos algo alargados con el paso de los años.

Nuevamente volvimos a Vallenar, esta vez nos acostamos temprano, pues mañana es un día en el que exploraremos nuevas montañas en búsqueda de la Copiapoa coquimbana ssp. andina, recientemente descrita por Ingrid y Ricardo Keim.

Copiapoathon 2010 Día 2 Huasco a Chañaral

Lunes, 11 de octubre de 2010

Eriosyce napinaComenzamos el día visitando un grupo de cactus que sobreviven muy cerca de la Central Termoelectrica Guacolda, ubicada en la costa sur de Huasco. Toda esta area se encuentra muy afectada por la construcción de caminos, antenas, vias del tren que traslada materiales para ser utilizados en la Central y por toda la basura que lamentablemente se acumula año tras año.
Las Eriosyce (thelocephala) napina JA71 estaban con gran cantidad de flores y algunos frutos en desarrollo; pero otros del género Eriosyce (como el Horridocactus huascensis y la Neoporteria villosa) no presentaban mayor actividad. Junto a Euphorbia thinophila también sobreviven algunas Calandrinia aff. longiscapa JA563.
Luego tomamos la Ruta Costera de la Región de Atacama, que va desde Huasco hasta Bahía Inglesa, en donde hicimos varias detenciones para disfrutar de gigantescos cojines de Copiapoa dealbata, algunas Copiapoa echinoides JA570 y muchas flores de la maravillosa “Garra de León” (Leontochir ovallei), aquí también noté otra Calandrinia spec. Quebrada Mala JA564.
Al norte de la entrada al Parque Nacional Llanos de Challe se apreciaban 2 tipos de Calandrinia: una posible anual, con cuerpos pequeños y no tan ramificados, Calandrinia spec. Llanos de Challe JA565 y otra Calandrinia aff. longiscapa JA566 con gruesos tallos con hojas en el extremo superior, notoriamente perenne.
Continuamos hacia la caleta Totoral Bajo donde JA567 Calandrinia spec. Totoral Bajo desarrolla un tallo central y a unos 5 o más centímetros sobre el sueño comienza a ramificarse, tomando una especie de un pequeño candelabro; mientras que Calandrinia spec Totoral Bajo JA568 desarrollaba cuerpos rastreros, ramificados y con hojas más anchas.
La sorpresa más grata del día fue el encontrarme con un amigo que, acompañado de su pareja, estaban disfrutando de unas vacaciones y aprovechaban de fotografiar los cactus. Mientras lo estaba saludando llegó otro grupo de amigos (del foro www.chilebosque.cl) y me aprovecharon de cantar “cumpleaños feliz” en pleno desierto florido, que gran regalo!
Continuando por la Ruta Costera (de sur a norte) pudimos apreciar Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. glabrescens JA569, Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. odieri JA191 y luego Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. kraussi JA572. Maravillosas plantas geófitas, adaptadas para vivir completamente a ras de piso.

Leontochir ovallei

Antes de llegar a Chañaral paramos a visitar Copiapoa calderana JA571 y JA573 la que convive con algunas Eulychnia iquiquensis JA574 y Eriosyce (Horridocactus) calderana JA575.

Después de una maravillosa puesta de sol y unos brindis con los amigos, di por terminado y celebrado mi cumpleaños número 30.

Paul Klaassen