Entradas con la etiqueta ‘thelocephala’

Finalmente ha llegado la Primavera…

Domingo, 2 de octubre de 2011

Nuevos cambios vienen en esta Primavera para Spiniflores. Como siempre con grandes desafíos y aventuras, poniendo todo el corazón y disfrutando cada momento.

Viaje Abril – Día 8 Carrizal Bajo a Lonquén

Martes, 19 de abril de 2011

Desde Carrizal Bajo fuimos explorando las laderas del camino a Canto del Agua. Notamos que a más cerca de la costa abundan las Copiapoa dealbata y hacia el interior se encuentra mayor número de Copiapoa echinoides. Junto a ésta última, también encontramos otra que por ahora consideramos Copiapoa aff. megarhiza ssp. echinata JA990.


Entre estos cerros crecen muchas Thelocephalas y apesar de lo árido del paisaje actual, igual encontramos algunas poblaciones de Thelocephala aerocarpa Ritter (Ahora Eriosyce napina ssp. aerocarpa (Ritter) Kattermann). Como en todas las localidades, ésta también ha sido visitada por los guanacos (Lama guanicoe) los que escarban para comer la raíz napina de éstas plantas geófitas.

La mayor parte de éstas zonas corresponden al Parque Nacional Llanos de Challe y toda exploración es recomendable realizarla con mucho respeto por el medio ambiente.
Nuestro primer viaje por estos cerros fue el año 2006 y siempre hemos encontrado nuevas poblaciones; pero aún hay muchas zonas que son de díficil acceso y no han sido muy exploradas ni estudiadas.


Saliendo de Vallenar, al borde del camino, las Copiapoa coquimbana son las que vuelven a aparecer en el paisaje.
Pero en algunas planicies sólo encontramos unas pocas Miqueliopuntia miquelii que logran sobrevivir la rudeza de la zona sur del Desierto de Atacama.
En la cima de unas laderas encontramos Eriosyce eriosyzoides sobreviviendo entre las rocas y también muchas Efedra sp. y otras plantas xerófitas muy bonitas, que abundan gracias a que no hay  ganado caprino (que se come todas estas plantas y arbustos).

Después de una corta detención en La Serena, manejamos directamente hasta Lonquén. Hogar dulce hogar.
LLegamos muy agotados; pero sanos y salvos. Lamentablemente “Horridoauto” sufrió las consecuencias de los repetidos golpes que sufrió en el ascenso a Cerro Perales (Taltal) y tuvo que irse a reparaciones.

Una vez de vuelta en casa, imediatamente nos tocó volver al trabajo y a preparar el invernadero para la temporada de frío que se avecina. Pero siempre muy contentos de las experiencias nuevas aprendidas y de las nuevas localidades y especies encontradas.

Invitamos a todos nuestros amigos a viajar recorriendo Chile estudiándolo, admirándolo y cuidando su flora y fauna, especialmente nuestros queridos cactus!

Spiniflores!

Junta “Grupo Copiapoa”

Jueves, 3 de marzo de 2011

Visitamos la casa de Valentino Arancibia invitados a una junta del Grupo Copiapoa. Como siempre en estas reuniones disfrutamos de un relajado momento, muchas sonrisas, premios y maravillosas plantas.

Los invitamos a participar del foro y de las actividades del grupo!


Florencia entre el diversificado y bellísimo jardín de Valentino.


Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. lembckei var. duripulpa



en Casa

Martes, 4 de enero de 2011

Ya de vuelta en Santiago, junto a Florencia y las queridas plantas del invernadero.
Muchas flores y frutos, excelente cosecha de semillas!


Patagoniathon día27 Vallenar a Caldera

Lunes, 27 de diciembre de 2010

Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. glabrescens

Eriosyce (Thelocephala) sp.
forma “intermedia” entre Thelocephala glabrescens y Thelocephala odieri

Eriosyce (Thelocephala) odieri

Patagoniathon día26 Alrededores de Vallenar

Domingo, 26 de diciembre de 2010

JA18 Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. challensis

JA210 Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. aerocarpa


Eriosyce eriosyzoides ssp. atroviridis var. carrizalensis

Patagoniathon día25 Pichidangui – Vallenar

Sábado, 25 de diciembre de 2010

Después de una tranquila navidad junto a los amigos, nos despedimos una vez más de Pichidangüi y continuamos hacia el norte, hasta Vallenar.
Camino a Fray Jorge nos desviamos para mosotrarle a Jhon sus primeros Eriosyce aurata (E. ihoztkyanae, según Ritter). Y después, en El Trapiche, la primera geófita: Eriosyce napina ssp. riparia. Así pudo observar el gran contraste que agrupa el género Eriosyce (desde pequeñas plantas -las Thelocephalas-, globulares Neoporterias hasta los gigantescos “sandillones” como Eriosyce aurata).


Paseo Olmué – Alvaralto

Jueves, 25 de noviembre de 2010

Desde Lonquén tomamos nuevamente la Ruta 5 hacia el Norte y en la localidad de Til-Til, cambiamos de dirección hacia el Oeste, hasta la comuna de Olmué, en la Región de Valparaíso.
Muchos “quiscos” (Echinopsis chiloensis) y Puyas (bromeliáceas) forman densos bosques en algunas laderas soleadas; pero principalmente los árboles y matorrales son los que abundan en el paisaje y dominan los cerros de la zona central de Chile.
Por la Ruta F-10-G (al Oeste de la Cuesta La Dormida) hay que doblar hacia la Quebrada Alvarado por el camino F-684 y luego de adentrarse por los cerros (siguiéndo la señalética) pueden llegar al Cactario Alvaralto, hogar y colección del matrimonio de Ingrid Shaub y Ricardo Keim. Un maravilloso lugar, con la colección más impresionante y completa, abierta al público (previa reservación) donde continuamos aprendiendo y maravillándonos de las plantas que esta pareja a cultivado durante los últimos 20 años.
Allí disfrutamos de un grato, donde tambien aprovechamos de fotografiar y comentar datos de cultivo de sus plantas, tanto chilenas como extranjeras. Especial atención le pusimos a un par de Eriosyce (Thelocephala) y una Copiapoa que están prontos a describir como spec. nova.
Ya atardeciendo nos devolvimos hacia la localidad de Olmué, donde nos quedamos en una tranquila cabaña (Hosteria Aire Puro) a los pies del cerro La Campana. Mañana esperamos visitarlo y ver si Paul puede llegar a la cima (1.880 m) en donde habita Eriosyce (Horridocactus) garaventae JA290.

Thelocephala sp.1  (pronta a ser publicada). La misma que nosotros hemos encontrado y reproducido como JA19.

Thelocephala sp.2  (pronta a ser publicada). La misma que nosotros hemos encontrado y reproducido como JA133.

Segunda Etapa – Día 13 Ruta Costera (Bahía Inglesa – Huasco)

Martes, 16 de noviembre de 2010

Nos despedimos de Bahía Inglesa y del Morro Copiapó, continuando hacia el sur por la Ruta Costera.
Cerca de Puerto Viejo fotografiamos algunas Copiapoa marginata, muy estresadas. Esta vez no logramos encontrar rastros de Eriosyce (Thelocephala) odieri JA525 (que ya habia visto el 2009).
Siguiendo al Sur y por el borde costero, nos detuvimos en varias oportunidades en locaciones de Eriosyce (Thelocephala) odieri, algunas con numerosas espinas, algo gruesos y ocasionalmente con espina central (que Ritter publicó como var. monte-amarguensis)


En roquerios que no estan en zonas tan arenosas, algunos Eriosyce confinis nos sorprendieron con sus maravillosas flores con tonalidades fucsias que también se ven en algunos Eriosyce taltalensis.


Eriosyce
(Thelocephala) napina ssp. glabrescens se caracteriza por tener flores (y frutos) sin cerdas rectas, sólo con algo de lanosidad o motas blanquecinas. Ésta es la misma población que también vimos en floración el 11 de octubre pasado


Ya más cerca de Huasco, algunas costeras formas de Eriosyce (Thelocephala) napina ssp. lembckeiduripulpa” JA16 tiene flores (y frutos) con cierta lanosidad y algunas pocas cerdas recurvadas, no rectas. También tienen muchas más mamilas que la ssp. glabrescens.
Algunas Copiapoa echinoides acompañan grandes cojines de Copiapoa dealbata, la que tiene 2 formas distinguibles, una más sureña sin cerosidad por lo que tiene una epidermis verdosa y la forma nortina, con una densa cubierta cerosa, lo que le da una apariencia plateada muy atractiva.



Al finalizar el día llegamos a Vallenar, reposamos y fuimos a recorrer la ciudad, brindamos muy contentos por haber disfrutado nuevamente con los grandes cojines de Copiapoas y las maravillosamente minúsculas “Thelocephalas”.

Segunda Etapa – Día 09 Sur de Taltal

Viernes, 12 de noviembre de 2010


Nos dispusimos a recorrer los valles y quebradas al sur de Taltal, comenzando donde se encuentra la localidad tipo que Ritter seleccionó para Copiapoa cinerea ssp. columna-alba, allí también conviven unas pocas Copiapoa grandiflora, Eulychnia iquiquensis (E. saint-pieana) y las camufladas Eriosyce (Thelocephala) esmeraldana JA23. Ésta última, la habiamos visto en nuestro primer viaje en 2005 y la creíamos Eriosyce (Thelocephala) odieri ssp. malleolata; pero en ésta ocasión la encontramos en floración y creemos que tiene más afinidad a Thelocephala esmeraldana Ritter 1980 (por su flor con tépalos internos blanquecinos, cerdas rectas en su pericarpelo y espinas negras y finas en sus areolas).
Todas estas plantas habitan en la zona norte del Parque Nacional Pan de Azúcar (límite entre la 3a región de Atacama y la 2a región de Antofagasta) y conforman la detención STOP45 de nuestro viaje.
Continuamos hacia la costa, cruzando el valle de Guanillos, donde Copiapoa laui forma compactos grupos, con mínimas cabezas que muestran muy pocas espinas nuevas y nula floración. En cambio Eriosyce (Thelocephala) esmeraldana florecen abundantemente.

Frente al mar nos detuvimos en el memorial de Alan Craig donde reposan sus cenizas, rodeadas de Eriosyce (Thelocephala) esmeraldana y Copiapoa longistaminea. Además abundan unas rastreras plantas pertenecientes a las Portulacaceas: Philippiamra sp.
Toda esta área es muy tranquila y no vive mucha gente, sólo un par de pescadores tienen la fortaleza para vivir en la soledad del desierto. En el año 2007 acampamos en una playa contigua (que bautizamos como “Puma Bay”) y cocinamos un gran “cocimiento de mariscos” que nos regalaron aquellos pescadores, también compartieron pan y gratas historias.


Copiapoa esmeraldana presentaba un maravilloso y saludable color verde en su epidermis, muy llamativo y que las hace fácilmente detectables, tanto para los viajeros como para los “guanacos” (Lama guanicoe) que al parecer se los come (o se come su raíz tuberosa). Sus frutos, como en la mayoría de las Copiapoas, se abre en la parte superior y deja expuestas las semillas que tienen un gran eleosoma (funícula), la que es apetecida por las hormigas. Es por eso que las semillas quedan repartidas por el ápice y todos los alrededores de la planta. Éste tipo de dispersión es conocida como Mirmecocoria.

Al sur de Taltal (Cifuncho) es el área donde habita la Eriosyce del grupo Thelocephala más nortina, publicada en la segunda edición de Cactáceas en la Flora Silvestre de Chile, 2004, A. Hoffmann y H. Walter como Eriosyce odieri ssp. malleolata var. weisseri. Ésta población la habiamos fotografiado en floración el pasado 23 de octubre y por ahora continuaban desarrollándo sus frutos.
Luego volvimos a Taltal, disfrutando de un brillante atardecer frente al océano Pacífico.